Deconstruyendo muros: Dos décadas de “fin de la historia”